Usucapión: qué es, tipos, y en qué me puede afectar

La usucapión es una forma de adquirir la propiedad sobre ciertos bienes ajenos. Así, el usucapiente es quien posee ciertos bienes en concepto de dueño, como si fuera el verdadero propietario, pero sin serlo realmente. Por otro lado, el verdadero propietario del bien podrá ser cualquier persona, tanto física como jurídica, aunque en el caso de personas que están impedidas, sus bienes no podrán ser usucapidos.

Es normal que nos preguntemos por qué existe una institución jurídica a través de la cual se adquiere la propiedad de un bien sin que su dueño lo haya vendido. Lo cierto es que esta institución jurídica se basa en la seguridad jurídica, ya que, al poseer el usucapiente en concepto de dueño durante tanto tiempo, el público general cree que es él el legítimo dueño de la cosa.

Por otro lado, también constituye una especie de castigo a los dueños de cosas que no ejercitan ni cuidan su derecho a la propiedad.

Tipos de usucapión y requisitos para que se den

Existen dos tipos de usucapión. Son los siguientes:

Usucapión ordinaria

Para que se de la usucapión ordinaria, es necesario que se den ciertos requisitos. Son los siguientes:

    1. Buena fe del poseedor: esto significa que el usucapiente cree que la persona de quien recibió la cosa era su verdadero dueño.
    2. Justo título: bastará con el título que sea suficiente para transmitir el bien o derecho, es decir, sería suficiente con un contrato.
    3. Posesión pública: esto significa que la sociedad debe creer que el usucapiente es el dueño verdadero de la cosa.
    4. Posesión pacífica: esto significa que la posesión no puede ser ejercitada con violencia, ni tampoco cuando el legítimo dueño de la cosa haya reivindicado su propiedad sobre dicha cosa.
    5. Posesión ininterrumpida.
    6. Plazo determinado: la posesión deberá durar un tiempo determinado. En el caso de los bienes muebles la posesión tendrá que ser de 3 años y en el caso de los bienes inmuebles será de 10 años.

Pongamos un ejemplo: imaginemos que Julián ha recibido en herencia una finca que su bisabuelo tenía en el pueblo. Cómo su bisabuelo era anciano, era Pedro, un joven del pueblo, quién se ocupaba de la finca. Pedro lleva ocupándose de la finca 15 años, de forma que incluso los vecinos creían que el fundo era de Pedro.

Así, Pedro adquiriría por usucapión la finca, ya que cumple con todos los requisitos descritos. De esta forma, Pedro posee de buena fe, los vecinos creen que la finca es suya, existe un contrato con Pedro cómo titular, la posesión es pacífica ya que Julián no conocía la existencia de la finca y Pedro ha poseído durante más de 10 años.

Usucapión extraordinaria

En la usucapión extraordinaria no se exige ni la buena fe del poseedor, ni el justo título. No obstante, para que se dé la usucapión extraordinaria es necesario que se den el resto de requisitos que se exigen para la usucapión ordinaria. Sin embargo, los plazos son distintos. Así, para los bienes inmuebles, el plazo de posesión será de 30 años y en el caso de los bienes muebles será de 6 años.

En este caso, los plazos de posesión exigidos son mayores porque no se exige la buena fe ni el justo título. Así, imaginemos que Pedro ocupa una finca que sabe que le pertenece a un vecino del pueblo que falleció y cuyos hijos viven en Bruselas. Pedro no posee la finca de buena fe porque sabe que no le pertenece y que nadie se la está entregando.

Por otro lado, no hay justo título porque no hay ningún contrato que legitime la posesión de la finca. Para que Pedro pueda adquirir esta finca por usucapión deberá poseerla durante 30 años.

Bienes que pueden ser objeto de usucapión

De acuerdo con el Código Civil, podrán adquirirse por usucapión todos aquellos bienes que estén dentro del comercio de los hombres, es decir, todas aquellas cosas con las que se pueda comerciar. (Art. 609 ,Código Civil, párrafo 3º, según el cual la propiedad y demás derechos reales se pueden adquirir a través de la prescripción y en el Art. 1930 ,Código Civil, que establece que: «por la prescripción se adquieren, de la manera y con las condiciones determinadas en la ley, el dominio y demás derechos reales».)

Así, pueden usucapirse las viviendas o fincas, por ejemplo. Por otro lado, no podrán adquirirse por usucapión aquellas cosas que no sean susceptibles de apropiación o aquellas cosas cuyo tráfico o comercio está prohibido, tal es el caso de las drogas.

La usucapión o prescripción adquisitiva es una institución jurídica, sin duda curiosa basada en principios de seguridad jurídica, además de constituir una especie de castigo para el dueño descuidado o despistado que no cuida como debiera sus bienes muebles o sus bienes inmuebles. 

Lectura Recomendada: 

Vecindad Civil

Certificado de Últimas Voluntades

Registro Civil de Sevilla

Deja un comentario