Custodia Compartida – Requisitos

¿En qué consiste la custodia compartida?Se trata de un término dentro del derecho familiar que concierne a un acuerdo de guarda y custodia en el que los progenitores comparten todas las atenciones y la educación físico del niño. Este contexto de custodia compartida normalmente ocurren durante un proceso divorcio, situación que impera una solución acorde a los descendientes y que también se deciden a partir de proceso judicial.

Para la resolución de la custodia compartida entra en juego la situación económica y social del matrimonio, así como las intenciones de los padres, e incluso la interpretación del juez.

Qué es

La ley a través del código civil reconoce que todo niño tiene derecho a tener una relación estrecha con cada uno de sus padres, incluso si los padres están separados o divorciados. El término custodia compartida se refiere a una clasificación legal de cómo los padres comparten las responsabilidades y el cuidado del niño. Idealmente, ambos padres serían igualmente responsables del niño, pero en realidad esto no sucede a menudo.

Los padres que no pueden llegar a un acuerdo de custodia compartida que funcione para ellos y para sus hijos, se enfrentan en el sistema del corte de familia.

Al decidir los asuntos de esta resolución, el tribunal considera principalmente lo que es mejor para los intereses del niño. Existen varios tipos de custodias que se pueden ordenar, de los cuales cada uno es una variante que incluye tanto la custodia legal como la física.

Requisitos

El padre y la madre que decida adoptar esta medida, deberá cumplir ciertos requisitos necesarios para poder llegar a un acuerdo, los cuales son:

  1. Ambos deberán dialogar para que puedan llegar a una negociación razonable. También tendrán que estar totalmente capacitados para ejercer la educación y la manutención del niño.
  2. Deberán cumplir con sus derechos y deberes como padres.
  3. La buena relación entre los progenitores ayudará a que haya una mayor colaboración, lo cual aportará mayor predisposición ante esta situación. Aparte, mientras más sólida sea la relación entre el menor y cada padre, más favorable será optar por esta medida.
  4. El domicilio de cada progenitor deberá ser estable, siguiendo la sentencia del Tribunal Supremo del 2015, en donde se especifica que el hijo no podrá estar expuesto ante una estructura social alterada, ni tampoco tener dificultades para recibir una educación de calidad.
  5. La decisión del menor sobre querer vivir con ambos padres de la misma manera, podrá tenerse en cuenta, si este tiene más de 12 años de edad.

custodia compartida boe

¿Cuándo se puede acordar?

Durante el proceso de separación o divorcio

Si el caso se trata de separación o divorcio, la manutención de los hijos se logrará siguiendo los siguientes pasos:

  • Si los progenitores se ponen de acuerdo.
  • Cuando sea solicitado por ambos en el convenio regulador, divorcio de mutuo acuerdo o procedimiento de separación.
  • Cuando durante el procedimiento de separación, los progenitores lleguen a un acuerdo,

La mejor vía para los padres siempre será la de mutuo acuerdo, en un proceso judicial, y en el que lo mejor es estar asesorado por abogados y representado por Procurador, ya que puede resultar muy difícil para el menor involucrado. Además, también ayuda a la reducción de plazos y gastos en el divorcio contencioso.

Se debe tener presente que el interés del hijo no siempre puede coincidir con su voluntad. Debido a que muchas veces puede estar influenciado por uno de los progenitores, o su nivel de madurez no es suficiente como para que sea respetada su decisión. En todo caso al final es el Juez quien determina qué le conviene más.

Por decisión del Juez

El Juez decidirá excepcionalmente la custodia compartida a solicitud del progenitor, con el informe del fiscal, si considera que es lo mejor para el menor involucrado.

Con posterioridad a la sentencia de separación o divorcio

Después de la sentencia de divorcio o separación también se puede pedir la custodia compartida, sin importar el tiempo que ya ha transcurrido. Sin embargo, es necesario que se modifiquen algunas medidas, las cuales podrán ser de mutuo acuerdo o contencioso.

Si los progenitores llegan a un acuerdo mutuo, deberán presentar un convenio regulador en donde se explique porqué se cambia de régimen de guardia a custodia compartida. Pero si no se logra el acuerdo, quien desea el cambio podrá recurrir a un proceso judicial.

Jurisprudencia del Tribunal Supremo

Según el Código Civil en el artículo 92, esta resolución no debe considerarse “excepcional”, sino normal e incluso deseable, debido a que permite a los menores disfrutar de su derecho a convivir con ambos padres, aunque existan situaciones de crisis.

El Tribunal Constitucional también ha compartido la visión del Código Civil, donde se establece esta resolución como normal y no excepcional. Lo cual permite que los Tribunales decidan con grandes facultades sobre la materia, sin que tengan que vincularse con el informe favorable del Ministerio Fiscal.

La interpretación del artículo mencionado anteriormente, así como del 5, 6 y 7 del Código Civil, debe estar basada en el beneficio de los menores que se van a enfrentar estas medidas, la cual se acordará cuando se logren los siguientes criterios:

  • Las aptitudes y prácticas en las relaciones anteriores de los padres con el hijo.
  • El deseo y petición presentada por el menor afectado.
  • La cantidad de hijos.
  • El acatamiento de los deberes en los progenitores durante la relación con su/s hijo/s.
  • El respeto entre ambas partes durante sus relaciones personales.
  • El resultado de los informes que se pidieron legalmente.

Pensión de Alimentos y Custodia Compartida

En este caso hablamos de esa posibilidad en el supuesto que los ingresos de los progenitores no sea igual o lo sea desproporcionado.

Para responder a ello hay que tener en cuenta el artículo 146 Código civil, en que se establece que las necesidades de los hijos deben cubrirse por los progenitores en base a criterios de proporcionalidad, junto con el artículo 154 Código Civil que establece la obligación de los padres de alimentar a sus hijos.

En base a ello, el criterio generalizado de los Juzgados ha sido entender que, al tener los progenitores los hijos durante un periodo de tiempo, ello levaba implícito que cada uno atendiera a las necesidades de los hijos durante el periodo que le correspondiera.

Sin embargo, cada vez mas sentencias, han ido determinando que, es posible que el Juez fije pensión de alimentos en el caso que haya una desproporción de los ingresos de los progenitores, por ejemplo cuando la madre no trabaja y no se percibe salario alguno (Sentencia sentencia 11.02.2016 TS Sección 1ª) o atribuyendo el abono de gastos ordinarios y extraordinarios al 50 % entre los ex cónyuges.

Deja un comentario