Proceso del Divorcio Express en España

El amor no dura para siempre, por eso es tan necesaria la figura del divorcio, introducida en la legislación española durante los años 80 del siglo pasado.

Aunque las primeras separaciones matrimoniales supusieron un escándalo, hoy en día es algo totalmente normalizado.

De hecho, las normas han cambiado para conseguir que los trámites sean mucho más rápidos y sencillos, apareciendo hace unos años el conocido como divorcio express.

Adiós a las causas del divorcio

Hace unas décadas los procesos de divorcio se podían eternizar. Esto se debía a que para que se pudiera disolver el matrimonio debía darse algunas de las causas que recogía nuestro Código Civil, lo que daba lugar a procesos con una gran cantidad de pruebas, recursos, etc.

Partiendo de la base de que no se puede obligar a estar casadas a dos personas que no quieren, se decidió cambiar la estructura del divorcio en España.

Naciendo entonces un procedimiento más rápido, sencillo y barato.

Qué es el divorcio express

También conocido como divorcio de mutuo acuerdo, implica que ambos cónyuges están de acuerdo en poner fin a su matrimonio y desean acordar las medidas que sean necesarias para regular los efectos del divorcio.

Además de este requisito, para que esta situación pueda darse es necesario que ambas partes tengan su residencia en España y que el matrimonio se haya celebrado al menos tres meses antes.

Como excepción, no existe ese límite mínimo de tres meses si se acredita que hay un riesgo para la vida, la integridad física, la libertad, la integridad moral o la libertad e indemnidad sexual de cualquiera de los miembros de la pareja o de los hijos de ambos o de cualquiera de ellos.

En estos casos prevalece la defensa de aquella persona que se encuentra en riesgo, por lo que se puede producir antes el divorcio.

Trámites para el divorcio express

El matrimonio puede contratar cada uno a un abogado y un procurador o bien pueden elegir a los mismos profesionales. Esto supone un gran ahorro de dinero.

Una vez que los abogados están designados se negocia para establecer un convenio regulador.

Este documento establece cuestiones fundamentales como el régimen de guarda y custodia de los hijos menores (si los hubiera), régimen de visitas, pensión compensatoria (si corresponde) o la liquidación del régimen económico matrimonial.

divorcio-expressCon el convenio ya listo se presenta la demanda de divorcio ante el juzgado competente. Si todo es correcto, el juez dictará sentencia aprobando el convenio y acordando el divorcio.

Desde la fecha de la sentencia los cónyuges estarán legalmente divorciados a todos los efectos. Para que así conste frente a terceros, este hecho se hará constar en el Registro Civil.

A partir de ese momento los efectos del divorcio se regirán por lo previsto en el convenio regulador. No obstante, si las circunstancias cambian de forma notable, se podrá pedir una revisión judicial del mismo.

La gran ventaja del divorcio de mutuo acuerdo es que es un proceso más barato y mucho más rápido.

Además, permite que el matrimonio acabe de una forma más amistosa, lo que es bueno para todos los implicados.

Artículo 87 Código Civil.

Los cónyuges también podrán acordar su divorcio de mutuo acuerdo mediante la formulación de un convenio regulador ante el Secretario judicial o en escritura pública ante Notario, en la forma y con el contenido regulado en el artículo 82, debiendo concurrir los mismos requisitos y circunstancias exigidas en él. Los funcionarios diplomáticos o consulares, en ejercicio de las funciones notariales que tienen atribuidas, no podrán autorizar la escritura pública de divorcio.

Artículo 82 Código Civil.

1. Los cónyuges podrán acordar su separación de mutuo acuerdo transcurridos tres meses desde la celebración del matrimonio mediante la formulación de un convenio regulador ante el Secretario judicial o en escritura pública ante Notario, en el que, junto a la voluntad inequívoca de separarse, determinarán las medidas que hayan de regular los efectos derivados de la separación en los términos establecidos en el artículo 90. Los funcionarios diplomáticos o consulares, en ejercicio de las funciones notariales que tienen atribuidas, no podrán autorizar la escritura pública de separación.

Los cónyuges deberán intervenir en el otorgamiento de modo personal, sin perjuicio de que deban estar asistidos por Letrado en ejercicio, prestando su consentimiento ante el Secretario judicial o Notario. Igualmente los hijos mayores o menores emancipados deberán otorgar el consentimiento ante el Secretario judicial o Notario respecto de las medidas que les afecten por carecer de ingresos propios y convivir en el domicilio familiar.

2. No será de aplicación lo dispuesto en este artículo cuando existan hijos menores no emancipados o con la capacidad modificada judicialmente que dependan de sus progenitores.

Deja un comentario