Conciliación laboral: ¿Cómo es el acto?

En el ámbito de las relaciones laborales es normal que puedan surgir conflictos entre el empresario y los trabajadores.

Pueden ser problemas en torno a la fecha de disfrute de las vacaciones, un despido que no se considera legal, etc.

Si las partes no pueden resolver el problema por sí mismas, se desarrolla entonces la conciliación laboral.

¿Qué es la conciliación laboral?

Se trata de un trámite totalmente obligatorio en ciertos conflictos de ámbito laboral, incluido el despido. No se puede iniciar un juicio contra la empresa si antes no se ha intentado la conciliación.

El objetivo de esta figura es que las partes puedan llegar a un acuerdo sin la intervención de una autoridad judicial, reduciendo así la carga de trabajo de juzgados y tribunales.

Por tanto, todo en este acto gira en torno a intentar que el empresario y el trabajador lleguen a un acuerdo.

conciliacion laboral

¿Dónde se desarrolla el acto de conciliación laboral?

Cada Comunidad Autónoma tiene lo que se conoce como SMAC o Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación.

Es un servicio gratuito que pone a disposición de los interesados todo lo necesario para que puedan llegar a un acuerdo y formalizar el mismo.

Desarrollo de la conciliación laboral

Si tienes un conflicto con la empresa y quieres resolverlo, debes presentar una papeleta de conciliación ante el SMAC correspondiente. A través de ella informas de lo que ocurre y de que quieres un proceso de mediación.

A continuación el SMAC citará a ambas partes, que deben comparecer en la fecha señalada. Para el trabajador no es obligatorio ir acompañado de abogado, pero las empresas siempre llevan a sus representantes legales, por lo que es muy aconsejable que también el empleado lleve abogado.

Además, no es necesario que las partes comparezcan personalmente, pueden designar a otra persona a través de poder notarial o designación apud acta ante el SMAC.

En el acto también estará presente un letrado de la Administración, no actuará como mediador, sino que se encargará de recoger por escrito el acuerdo en caso de que lo haya.

Este letrado no actúa como mediador porque se supone que las partes han tenido para negociar todo el tiempo que ha transcurrido desde la citación hasta la fecha del acto. Lo que ocurre es que en la práctica la negociación suele darse unos minutos antes de entrar a la sala.

Una vez dentro, los afectados indicarán si han llegado o no a un acuerdo. Si hay acuerdo, se levantará acta consignándolo. Si no hay acuerdo, se levantará acta indicando que no ha sido posible hallar la solución al problema.

Continuación del proceso si no hay acuerdo

En este caso el trabajador queda facultado para interponer una demanda ante los Juzgados de lo Social a fin de que estos se pronuncien sobre el conflicto.

Efectos del acuerdo

Si hay acuerdo entre las partes, el mismo será de obligado cumplimiento con la misma fuerza que si fuera una sentencia.

En caso de que el empresario no cumpla con lo acordado, el trabajador puede acudir a los tribunales y exigir el cumplimiento del acuerdo.

Regulación

Art. 63 de la Ley 36/2011, de 10 de octubre, reguladora de la jurisdicción social 

Será requisito previo para la tramitación del proceso el intento de conciliación o, en su caso, de mediación ante el servicio administrativo correspondiente o ante el órgano que asuma estas funciones que podrá constituirse mediante los acuerdos interprofesionales o los convenios colectivos a los que se refiere el artículo 83 del Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, así como mediante los acuerdos de interés profesional a los que se refieren el artículo 13 y el apartado 1 del artículo 18 de la Ley del Estatuto del trabajo autónomo

Lecturas recomendadas:

Embargo de Nómina

Solicitar Ejecución de Sentencia

Deja un comentario