Delito de Coacciones Leve en el Código Penal Español

El Código Penal castiga el delito por coacciones leves con la pena de multa de uno a tres meses.Pero ¿cuándo estamos ante un delito de coacciones?

Se trata de un ilícito penal donde se castigan las conductas contra la libertad de una persona, de forma que le impide hacer algo que la ley no prohíbe, o le obliga a hacer algo que no quiera, independientemente que sea justo o injusto.

Cuando esas conductas no son graves, a juicio del Juzgador, es cuando estaremos ante el supuesto de delito por coacciones leves.

 

Regulación en el Código Penal

El delito de coacciones leves se encuentra regulado dentro de los delitos cometidos contra las personas, art. 172 Cp, Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal.

1. El que, sin estar legítimamente autorizado, impidiere a otro con violencia hacer lo que la ley no prohíbe, o le compeliere a efectuar lo que no quiere, sea justo o injusto, será castigado con la pena de prisión de seis meses a tres años o con multa de 12 a 24 meses, según la gravedad de la coacción o de los medios empleados.

Cuando la coacción ejercida tuviera como objeto impedir el ejercicio de un derecho fundamental se le impondrán las penas en su mitad superior, salvo que el hecho tuviera señalada mayor pena en otro precepto de este Código.

También se impondrán las penas en su mitad superior cuando la coacción ejercida tuviera por objeto impedir el legítimo disfrute de la vivienda.

Delito de coacciones leves en el ámbito de la violencia doméstica y de la violencia de género:

2. El que de modo leve coaccione a quien sea o haya sido su esposa, o mujer que esté o haya estado ligada a él por una análoga relación de afectividad, aun sin convivencia, será castigado con la pena de prisión de seis meses a un año o de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a ochenta días y, en todo caso, privación del derecho a la tenencia y porte de armas de un año y un día a tres años, así como, cuando el Juez o Tribunal lo estime adecuado al interés del menor o persona con discapacidad necesitada de especial protección, inhabilitación especial para el ejercicio de la patria potestad, tutela, curatela, guarda o acogimiento hasta cinco años.

Igual pena se impondrá al que de modo leve coaccione a una persona especialmente vulnerable que conviva con el autor.

Se impondrá la pena en su mitad superior cuando el delito se perpetre en presencia de menores, o tenga lugar en el domicilio común o en el domicilio de la víctima, o se realice quebrantando una pena de las contempladas en el artículo 48 de este Código o una medida cautelar o de seguridad de la misma naturaleza.

No obstante lo previsto en los párrafos anteriores, el Juez o Tribunal, razonándolo en sentencia, en atención a las circunstancias personales del autor y a las concurrentes en la realización del hecho, podrá imponer la pena inferior en grado.

Tras la reforma de 1 de julio de 2015, se suprimió la distinción entre delitos y faltas, pasando éstas últimas a la consideración de infracciones administrativas o pasando a ser delito leve.Además, sólo pueden ser perseguidas por denuncia del perjudicado o su representante legal.

Precisamente la «falta de coacciones», pasó a ser delito de coacciones leves, modificando la pena, pero también dejando antecedentes penales, además de introducir un nuevo tipo: el DELITO DE ACOSO.En este caso se amplia la protección del individuo en los casos de maltrato psicológico u hostigamiento.

Art. 172.3 Cp

3. Fuera de los casos anteriores, el que cause a otro una coacción de carácter leve, será castigado con la pena de multa de uno a tres meses. Este hecho sólo será perseguible mediante denuncia de la persona agraviada o de su representante legal.

Cuando el ofendido fuere alguna de las personas a las que se refiere el apartado 2 del artículo 173, la pena será la de localización permanente de cinco a treinta días, siempre en domicilio diferente y alejado del de la víctima, o trabajos en beneficio de la comunidad de cinco a treinta días, o multa de uno a cuatro meses, ésta última únicamente en los supuestos en los que concurran las circunstancias expresadas en el apartado 2 del artículo 84. En estos casos no será exigible la denuncia a que se refiere el párrafo anterior.

Jurisprudencia y Ejemplos

 STS 1972/2015 (11/05/2015). Militar

STS 4193/2016 (30/09/2016). Penal

STS 4298/2016 (04/10/2016). Penal

Unos de los ejemplos más claros en el del delito de coacciones por cambio de cerradura, ya sea tras el divorcio, o del local alquilado, o por cortar la luz.

En este caso la jurisprudencia exige que se persiga con esas conductas la finalidad de  “restringir” la libertad o “doblegar” la voluntad de otra persona, siempre que  no tenga por objeto «impedir el legítimo disfrute de la vivienda“, en cuyo caso será grave, y suele estar muy lrecionado con la ususrpación y el allanamiento de morada.

[amazon_link asins=’8497900758,B00H3U4BWS,848002769X’ template=’ProductGrid’ store=’procurador-21′ marketplace=’ES’ link_id=’4b8f73bc-9d26-11e7-9e5d-77d68f58100e’]

1 comentario en “Delito de Coacciones Leve en el Código Penal Español”

  1. Mi mujer lleva residiendo junto con sus dos hijas no comunes, en República Dominicana.

    Notifico mediante Burofax a la arrendataria, mi intención de rescindir el contrato de alquiler a mi nombre con fecha 15 de Enero.

    El hijo mayor de mi mujer que vive conmigo desde que comenzamos la relación en Junio de 2011 además de las dos niñas pequeñas. fruto de otra relación, le comunico la intención de dejar el piso para que busque trabajo ya que tiene 23 años y no puedo seguir manteniendole.

    Mientras tanto su madre con sus dos hijas siguen en Republica Dominicana y al enterarse que tengo intencion de que voy a dejar el piso dejan todo en aquel pais y se vienen rapidamente a madrid para impedir dicho desalojo.

    El sabado dia 6 cambio la cerradura pensando que el Lunes siguiente su hijo, como habiamos acordado dejaría el piso y yo comenzaría el traslado de enseres, pero de repente se presenta su madre el dia 7 domingo, impidiendome la mudanza y parapetandose en el piso junto con una de sus hijas ya que la otra no pudo coger el avion por problemas con la documentación.
    La cuestion es que cuando se presentó en casa de forma inesperada. yo sali de la misma para evitar alguna autolesion por su parte, llevandome las llaves y el telefono para llamar a la policia y que en su presencia se evitara cualquier altercago,

    Aunque no he iniciado los tramites de divorcio, tambien le hice saber que esta era mi intencion por que lo que tenia doble motivo para personarse cuanto antes en Madrid.

    La Guardia Civil me agvirtió que la puerta estaba cerrada. cosa que parece ser que hice incoscientemente y como en muchas ocasiones cuando sales de casa con prisas, como si fuera un acto refljo.

    Inicialmente me denuncia por violencia de genero pasando a ser detenido directamente y puesto en libertad al dia siguiente ya que la fiscal no observó violencia de genero, pasando a quedar en un delito de coacciones.

    Como se podría evaluar esta situación?

    Gracias

    Responder

Deja un comentario