Boda civil : Trámites y Documentos a tener en Cuenta

Una boda civil celebrada en un juzgado es una buena alternativa para aquellos que quieren contraer matrimonio a través de una ceremonia sencilla y sin complicarse la vida ni con la celebración ni con la preparación.

Los trámites a realizar son sencillos y rápidos, por lo que la pareja de contrayentes no tendrá que invertir mucho tiempo en dar los pasos necesarios para poder casarse.

¿Cómo organizar una boda civil en el juzgado?

Uno de los aspectos fundamentales para que los trámites de boda civil sean un éxito es presentar bien toda la documentación. En este caso lo que hace falta es:

  • Original o fotocopia del DNI, Pasaporte o NIE. Es imprescindible que esté en vigor, si se ha caducado hay que renovarlo antes de empezar los trámites.
  • Certificado de empadronamiento que acredite el lugar de residencia en los dos últimos años. Esto se pide en el Ayuntamiento y ya hay muchos que reciben este tipo de solicitudes online. Si se trata de personas que no están empadronadas, deben presentar documentos que acrediten su residencia en un municipio: un contrato de arrendamiento, recibos de la luz, etc.
  • Certificado literal de nacimiento: se puede solicitar gratuitamente a través de la web del Ministerio de Justicia y llega a casa por vía postal. También es posible hacer estos trámites en el Registro Civil del lugar de nacimiento de los cónyuges.
  • Declaración jurada de estado civil de soltería. Es un documento que elabora el Registro Civil y que los novios tienen que firmar para acreditar que están solteros.
  • En caso de que alguno o ambos miembros de la pareja hayan estado casados antes, hay que presentar el certificado literal de matrimonio con anotación de divorcio.
  • Los viudos presentan el certificado literal del matrimonio anterior y el certificado de defunción del cónyuge.
  • Instancia dada por el Registro Civil. Se rellena en el mismo momento de la presentación de la documentación.

¿Hacen falta testigos?

En el caso de la boda civil es necesario contar con dos testigos para la tramitación del expediente.

Estos deben acudir con los novios el día que vayan a llevar la documentación para comenzar los trámites.

El testigo debe ser mayor de edad y acudir con un documento que acredite su identidad de forma válida. Debe tratarse de alguien que conozca a los novios y, por lo general, no suele haber problema en que sea un familiar.

Lo que hace este testigo es dar fe de que los novios han decidido casarse voluntariamente y ninguno de ellos ha sido coaccionado para contraer matrimonio.

En la ceremonia también deben intervenir dos personas como testigos para dar fe de que se ha celebrado el matrimonio.

Pueden ser los mismos testigos del expediente o diferentes, de hecho, aquí no se exige que sean personas que conozcan a los contrayentes. Basta con que el testigo esté en el acto de lectura del acta matrimonial y la firme.

¿Cómo es una boda civil en el juzgado?

Las ceremonias en el juzgado son muy breves, apenas unos 10 minutos normalmente. Se limitan a la lectura por parte del juez de los artículos del Código Civil relativos al matrimonio (artículos 66, 67 y 68 del Código Civil) , expresión del consentimiento de contraer matrimonio por parte de los novios, lectura y firma del acta.

Una boda civil es sencilla y rápida y, como se acaba de comprobar, los trámites para llevarla a cabo tampoco son complejos.

Otras Lecturas Relacionadas en Procuradorleon.com :

 

Categorías Civil

Deja un comentario