Extinción de Condominio, Qué es y Qué Gastos Conlleva

Aunque la palabra condominio nos pueda asustar, es un concepto muy claro y fácil de entender. En derecho civil, la definición de condominio es la copropiedad de un bien por dos o más personas. Los propietarios de este bien no se pueden dividir de manera física o tangible la propiedad por lo que se establece una división legal por cuotas.

En la mayoría de los casos, los bienes que se rigen por condominios son bienes inmuebles tales como edificios o casas.

El formato legal de los condominios ha posibilitado el acceso a la vivienda a muchas personas que devienen copropietarios de proyectos inmobiliarios.

Ahora conoceremos los tipos de condominios en el caso de bienes inmuebles que establece la ley:

Condominio vertical

En los condominios verticales las construcciones están unidas estructuralmente. El propietario de un condominio es propietario de su construcción individual y de parte del conjunto del terreno, de las instalaciones y construcciones de uso general. Estos casos son generalmente edificios con pisos independientes del que hay un propietario por cada uno.

Horizontal

En el caso de los condominios horizontales cada persona es propietaria de una parte del terreno condominal y de su construcción en él, por lo que acostumbran a ser terrenos con casas independientes de las cuales hay un propietario individual. También debe ser copropietario del terreno de uso común y sus instalaciones.

Condominio de terrenos

Se divide un terreno en múltiples unidades que forman lotes de propiedad exclusiva. Cada propietario tiene libertad de edificar en su lote de acuerdo a la normativa general del país y la normativa específica que se determine por parte del condominio. También se establecen áreas de propiedad común tales como la vía pública, instalaciones o accesos al condominio.

Mixto

En el caso del condominio mixto se unen las características del condominio vertical y el horizontal. De este modo, el condominio comparte una misma estructura arquitectónica pero el copropietario es propietario de una parte del terreno y no exclusivamente de su construcción.

Pero, ¿cómo se hace ? ¿Qué ocurre en los casos de divorcio, herencia dividida o disolución de un proyecto inmobiliario?

Disolución de condominio: gastos e impuestos

Muchos condominios se establecen tras la herencia de una propiedad ante múltiples hermanos. Otros se producen tras la compra comunal de un bien inmobiliario por parte de una pareja, manteniendo la titularidad dividida.

Si los propietarios, ya sea en caso de divorcio de la pareja o por mil distintos posibles motivos, quieren terminar con la situación de copropiedad, se produce una extinción de condominio. Este proceso, también llamado disolución de condominio, puede producirse con la venta de la vivienda a un tercero o con la cesión de la totalidad a uno de los copropietarios.

La mayoría de los gastos de la disolución de condominio son impuestos. Sea cual sea el caso, los copropietarios deberán contactar con un notario que prepare los documentos de la operación, por lo que deberán asumir los costes de sus honorarios.

Por otro lado, debe ser consciente de los impuestos a los que debe tributar la operación.

La extinción de condominio no está sujeta al impuesto de Transmisión Patrimoniales puesto que no se considera como tal. Sin embargo, la operación tributa por el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados que deberá pagar el receptor de la totalidad del bien (su porcentaje es entre un 1% y un 1,5%).

En conclusión, esta figura representan una opción muy válida de acceso al mercado de la vivienda y una situación comunal tras herencias y compra comunal en una pareja. Ante su disolución, debes informarte con detenimiento de todos sus impuestos y los honorarios del notario que certifique la operación.

Lectura Recomendada: 

Categorías Civil

Deja un comentario